16 de sept. de 2009

Estudio 1 Pedro 5:5-7

1 PEDRO
Esperanza en Tiempos de Aflicción

1 Pedro 5:5-7 Una Fórmula que Da Alivio




Introducción:

¿Cómo sentirse satisfecho? La gran mayoría de la gente está buscando éxito en la manera en la que el mundo define ‘éxito’. Estamos llenos de libros, revistas, cintas, y seminarios sobre ‘cómo lograr el éxito en tu vida’.
La ironía es que nunca hay suficiente éxito en la vida de nadie como para dejarlo completamente satisfecho.
¿Cómo puedes sentirse satisfecho? Vamos a ver lo que dice Dios en el libro de 1 Pedro sobre el tema.

Hay cuatro mensajes, hoy en día, sobre lo que es éxito.
1. Fortuna—aunque el dinero no es pecado en sí mismo, no es lo que da ni la felicidad, ni satisfacción.
2. Fama
3. Poder
4. Placer—hay que hacer lo que se siente bien. ‘Si te sientes bien, hazlo’.

Estos 4 mensajes son horizontales, no tienen nada que ver con la voluntad de Dios o con lo que le agrada a Él.
Tampoco hay nada en la lista que garantice satisfacción o dé alivio en lo más profundo del corazón.

· El Plan Antiguo de Dios: Dar Alivio
Contrarios a las fórmulas del mundo para el éxito, la fórmula de Dios ofrece alivio.
La estrategia del mundo es ‘trabaja duro, avanza a como dé lugar, no permitas que nada se interponga en tu camino, y promuévete tú mismo’. La meta es llegar a la cumbre, no importa a quien pises en el camino.
Sin embargo, Pedro nos presenta una estrategia muy diferente para el éxito.

1. La primera tiene que ver con autoridad (v5). Debemos someternos a los ancianos y revestirnos con humildad.
Tal vez, Pedro esta recordando la última cena en el aposento alto—Juan 13:4-17 (Jesús tomó una toalla y les lavó los pies de los discípulos.
‘Estad sujetos’ está en tiempo presente; esto quiere decir que la sumisión debe ser una forma continua de vida.
Hay mucho que podemos aprender de los ancianos, hay que aceptar sus decisiones y respectar sus años. No es algo que vemos hoy en día. La mayoría de los jóvenes no tienen ninguna gota de respecto por los ancianos—es una lástima.
Si no lo hacemos, el resultado es la oposición a Dios—
Santiago 4:6 Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.
Y la idea de que Dios resiste a los soberbios se halla en Proverbios 3:31-35.

2. La segunda tiene que ver con la actitud (v6). No hay actitud más importante para el éxito que humillarnos bajo la poderosa mano de Dios.
Cuando nos humillamos, no manipulamos ni a las personas ni los eventos. Tampoco nos adelantamos al tiempo que Dios determina. Dejamos que Él haga las cosas cuando Él quiere.
Tenemos el ejemplo de David—no estaba buscando fama, estaba cantando a sus ovejas. Pero como resultado de estar cerca de Dios y de someterse a Él, Dios exaltó al humilde pastor a ser un rey grande de toda una nación.

3. La tercera tiene que ver con la ansiedad (v7). Debemos echar toda ansiedad sobre Dios. Representa una decisión decisiva de nuestro parte.
Salmos 55:22 Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo.



¿Quiere una fórmula que le dé el alivio que necesita?
SUMISIÓN + HUMILDAD – ANSIEDAD = ALIVIO