10/8/2009

Estudio 1 Pedro-- 4:7-11

Esperanza en Tiempos de Aflicción
1 Pedro 4:7-11
Cuatro Mandamientos. . . Una Sola Meta



Introducción:
Antes de tocar los 4 mandamientos tenemos un recordatorio sobre el fin de los tiempos. ¿Cuánto más cerca está el fin si 2000 años han pasado desde que Pedro escribió su carta?. La Biblia habla del fin, pero no existe ninguna profecía que no se haya cumplido ya antes de que venga Jesucristo.
Tenemos una idea de cómo van a ser los últimos tiempos, pero lo siguiente que sabemos que tiene que pasar es el rapto de la iglesia, que puede pasar en cualquier momento.
Mateo 24:3-8—Jesucristo habla de los tiempos de fin.
1 Timoteo 4:1-6—Pablo habla de los tiempos de fin.

Hasta aquí Pedro ha hablado sobre los santos que sufren, pero ahora introduce un pensamiento que añade urgencia al momento—el fin de todas las cosas se acerca.

4 mandamientos para obedecer:

Usar buen juicio y mantener la calma en un espíritu de oración, v7
Piense en las cosas con calma y manténganla. No se deje ganar por la ansiedad.
El secreto de mantener el equilibrio y la calma es la oración.
El orar es muchísimo más que pedir cosas. Es un tiempo cuando puedes revelar cada uno de tus miedos, preocupaciones y pensamientos a Dios sabiendo que muchas veces Él es la única persona que puede ayudarte. Él nos da la fuerza que necesitamos para seguir.
Si seguimos el mandamiento de Pablo de ‘orar sin cesar’, tendremos mucho más control en nuestras vidas.

Perseverar fervientes en amor unos por los otros, v8
Si algún tiempo exige que estiremos nuestro amor por los otros hasta el límite, es durante los tiempos del fin. Y lo que revela este amor es el perdón.
Pro 10:12 El odio despierta rencillas; Pero el amor cubrirá todas las faltas.
Ningún testimonio es más pobre que cuando los creyentes se pelean entre sí, y tristemente pasa en casi cada una de las Iglesias.
Mahatma Gandhi dijo una vez, ‘me gusta su Cristo, pero no me gustan sus cristianos, son demasiado diferentes a su Cristo’.
¿Cómo es Cristo? Cristo se caracteriza por el perdón, y si queremos ser cristianos de verdad (pequeños Cristos) tenemos que practicar más el perdón.
Eph 4:32 Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.
¿¡Cuántas cosas te ha perdonado Dios!? ¿ Y no podemos perdonar a otros?.

Ser hospitalarios unos con otros, v9
‘los unos a los otros’ no se refiere sólo a los que son amables y amigables, o con quienes es divertido estar. Se refiere a toda persona que está en el cuerpo de Cristo.
Si tenemos el amor del versículo 8, no vamos a murmurar, vamos a abrir las puertas para recibir a nuestro hermano que tiene una necesidad.

Persistir en servirse unos a otros, vv10-11
Esta es una de las varias secciones del NT que habla sobre los dones espirituales. ¿Qué es un don espiritual? Es una capacidad especial que Dios ha dado a la Iglesia y con la que nos ministramos unos a otros hasta que Él regrese.
Algo que debemos recordar es que debemos usar los dones para servirnos los unos a los otros.
Hay Iglesias hoy en día que se enfocan mucho la atención en estos dones, pero no con el propósito de servir; normalmente quieren mostrar su ‘espiritualidad’.
Nota la advertencia que va junto con el don, que cuando hablamos no debemos decir nuestras opiniones y filosofias sino solo las palabras de Dios—la Biblia.
Y cuando servimos no debe ser en nuestra propia fuerza, sino por la fortaleza que Dios da.

El versículo 11 concluye con la razón lógica por la que debemos obedecer estos 4 mandamientos:
para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.
Dios debe recibir la gloria en TODO.
¿¡Cuántos conflictos en las Iglesias se resolverían si ésta fuera la meta de toda persona!?

Puesto que Él recibe la gloria, nos sentimos más a gusto dejándole a Él los resultados.
Puesto que Él recibe la gloria, es más fácil mostrar el amor y perdonar.
Puesto que Él recibe la gloria, es más facil mostrar hospitalidad
Puesto que Él recibe la gloria, el ejercicio de nuestros dones no es un dolor, sino un privilegio.

Conclusión:
No es fácil tener la motivación de buscar la gloria de Dios en TODO. Pero si realmente entendemos que ‘el fin de todas las cosas se acerca’ será fácil obedecer los 4 mandamientos y traer gloria a Dios
.